sábado, 22 de agosto de 2015

Rapa Iti

                                                                              Mapa de Rapa Iti


Rapa Iti es una isla del archipiélago de las Islas Australes, situada en el Océano Pacífico Sur y perteneciente a Francia.

La isla forma parte de la Polinesia Francesa y se encuentra a 1.240 kilómetros de Tahití.
Todo parece indicar que la isla de Rapa Iti sería la antigua Hiva, de la cual provenían los ancestros nativos de la isla de Pascua.

Rapa Iti es un antiguo volcán de 650 metros de altitud en el monte Perehau, del que se hundió la parte central formando una caldera abierta al océano. Tiene forma de anfiteatro con una profunda bahía que penetra en el antiguo cráter.

La isla ha sabido conservar un entorno salvaje y cuenta con 900 toros en libertad.



                                                      Mapa de las Islas Australes




Datos estadísticos:

Superficie - 40 Km²
Población - 515 habitantes (datos de 2012)
Capital - Ahuréi
Idioma - Rapa





                                                                             Rapa Iti desde el aire


UN POCO DE HISTORIA

Rapa Iti fue colonizada en el siglo XIII por los polinesios que hablaban el idioma rapa.
El inglés George Vancouver fue el primer europeo en descubrirla en 1791.
En las dos décadas siguientes al ingreso de los misioneros, la población de la isla cayó de 2.000 habitantes a sólo 300 por la introducción de enfermedades contagiosas europeas.
En 1851 llegó a la isla un barco esclavista peruano y se generó una epidemia de viruela y disentería. La población cayó a 70 personas.
En el siglo XIX sufrieron los ataques de los negreros peruanos hasta que en 1867 se estableció el protectorado francés.
En 1881 la isla se anexionó a Francia.



                                                                                    Rapa Iti en 1966


MORONGO UTA

Morongo Uta (que significa "para la paz interior") son enigmáticas construcciones que coronan los picos del cráter y algunas sierras exteriores de la isla de Rapa Iti. Estas construcciones representan uno de los muchos misterios de la isla.
Se componen de una serie de plataformas, conocidas también como terrazas debido a lo llano de todas su superficie, generalmente hechas de piedra seca que suben la pendiente del pico hasta las cimas de las colinas y acaban rematadas por una especie de torreón de vigilancia.
Fueron construidas por poblados para defenderse en la época en que las guerras en aquellas islas eran constantes.
En total son 25 fortalezas defensivas. Estas construcciones fueron datadas entre los años 1450 y 1550.



                                                                                  Morongo Uta


MAROTIRI

Marotiri es un grupo de islotes rocosos, todas deshabitados, alrededor de Rapa Iti. Tienen un total de 0,04 km² de superficie.
Son en total cuatro islotes y seis rocas en forma de aguja que emergen de una plataforma sumergida de 5 kilómetros de diámetro y 100 metros de profundidad. La altitud máxima está en la roca Meridional, con 105 metros de altura. Geológicamente son las islas más jóvenes de las Islas Australes.
Las rocas prácticamente no tienen vegetación y son un lugar de pesca abundante.



                                                                                         Marotiri


LITERATURA

Jaume Bartrolí, periodista catalán, pasó largas temporadas en la isla adoptado por una familia. En su libro "De Sibèria al Tròpic", publicado en 2001, describe muy bien a la isla y a los isleños.

.- Asistió a una boda en la que los invitados de honor eran los cuatro hijos de la pareja. Y es que el matrimonio es algo que llega muy tarde cuando ya no queda otro remedio, para legalizar las parejas que ya duran tanto que no se va a romper.

.- El sexo es lo más natural del mundo, algo que se lleva sin complejos pero con mucha discreción.

.- Ser madre soltera siempre es una garantía de fertilidad. Los regalos o intercambios de niños son moneda corriente.






                                                                                        Ahuréi


LOS HABITANTES MÁS FELICES DEL MUNDO

Su aislamiento la convierten en un lugar único. Viviendo en auto-subsistencia, los rapas fundan su sociedad en ayudarse los unos a los otros y compartir. Una verdadera comunidad muy unida, formada por 98 familias, con la misma religión (el protestantismo), un idioma propio (el rapa), la misma tierra (la propiedad es colectiva) y el mismo tipo de trabajo (cultivan, pescan y cazan juntos).
La sociedad se organiza alrededor del Tohitu (un consejo de doce sabios) que decide el reparto de las tierras y participa en el consejo municipal. Son ellos quienes se opusieron al proyecto de construir un aeropuerto en los años noventa.
Los investigadores han estudiado el estilo de vida de la población de Rapa Iti y los han calificado como "los más felices del mundo".



                                                           Nativos de Rapa Iti



                                                                                  Joven plantando


CRÓNICA DEL ATLAS DE ISLAS REMOTAS, DE JUDITH SCHALANSKY

En una pequeña ciudad en una ladera de los Vogos un chico de dieciséis años es visitado en sueños de forma recurrente por alguien que le enseña un idioma completamente desconocido. Pronto el joven Marc Liblin habla esa lengua con fluidez, aunque sigue sin saber de dónde viene ese idioma o incluso si existe.
Es un chico solitario, hijo único, superdotado y está sediento de nuevos conocimientos. En su juventud se alimentó más de libros que de pan. Con treinta y tres años es un vagabundo que vive al margen de la sociedad de Bretaña, donde llama la atención de un grupo de investigadores de la Universidad de Rennes que desean descodificar y traducir ese lenguaje soñado. Durante dos años introducen esos extraños fonemas que articula Liblin en las primeras computadoras de la Universidad, pero todo es en vano, ningún ordenador encuentra una pauta en esos sonidos inconexos.
En un momento de frustración, se les ocurre una idea: deciden ir a las tabernas del puerto, para preguntar a marinos recién desembarcados si alguno de ellos ha oído alguna vez, en algún lugar, ese extraño idioma. En una de las tabernas de Rennes, Liblin pronuncia su ininteligible soliloquio ante un grupo de tunecinos que lo miran con aburrimiento, cuando de repente, el dueño del bar, un marino retirado que los mira desde detrás de la barra, los interrumpe y les dice que ha escuchado ese idioma con anterioridad en una de las islas más lejanas de la Polinesia y que conoce a una vieja dama que lo habla. Se trata de la ex-mujer de un militar que ahora reside en unas viviendas de protección oficial en el extrarradio de Rennes.
El encuentro con la dama polinesia cambió la vida de Liblin: Meretuini Male abrió la puerta de su casa, él la saludó en su idioma y ella contestó inmediatamente en el antiguo Rapa que se hablaba en su isla natal.
Marc Liblin, quien nunca antes había salido de Francia, se casó con la única mujer que lo entendía y en 1983 se mudaron juntos a la isla, donde se habla su idioma soñado.







¿Te ha gustado? Entonces quizás te interese:

Isla Tromelin
San Martín
Isla Virgen
Isla Marie Galante
Isla Ouessant
Isla San Bartolomé
Isla Ré
Isla Mayotte
Isla Reunión
Isla Maré
San Pedro y Miquelón
Wallis y Futuna
Islas Guadalupe
Isla Noirmoutier


No hay comentarios:

Publicar un comentario